Cupcakes de Zanahoria con Icing de Queso Crema





¿Cupcakes de zanahoria ?

¿Esa misma zanahoria que le echamos a las ensaladas y al cocido?

¿Esa misma zanahoria que suele acabar fosilizándose en el fondo de la nevera ?

¿Qué es lo que no se inventa Sébastien últimamente?

Pues la verdad es que... ¡no me he inventado absolutamente nada! ¡Bien al contrario!


Ya sabéis que me gusta investigar y compartir información...
He descubierto que el uso de la zanahoria en pastelería remontaba a la Edad Media. Entonces, los endulzantes eran escasos y caros y la zanahoria, que contiene más azúcar que cualquier otra verdura, permitía aportar dulzor.
Más cerca de nosotros, se piensa que la popularidad de la tarta de zanahoria resurgió en el Reino Unido como consecuencia  del racionamiento durante la Segunda Guerra Mundial.
En los años 60, la tarta de zanahoria empezó a aparecer como algo novedoso en los restaurantes y cafeterías estadounidenses y gustó tanto que se convirtió en un clásico de la repostería yanki.



Recuerdo muy bien mi primera tarta de zanahoria. No fue en la Edad Media, pero casi... Tenía unos 15-16 años y un inglés brillante (creo recordar que antes de eso trabajaba para Airbus) abrió una bakery muy cerca de mi instituto : el Bapz.

Jamás o casi había salido de mi País-Vasco natal y jamás me había subido a un avión... Así que ¡el Bapz era de lo más exótico para mí! Recuerdo que preparaban unos bocadillos buenísimos - todavía se me hace la boca agua pensando en ello - pero lo que más recuerdo es su tarta de zanahoria. Siempre he sido curioso y algo aventurero en cuanto a comida y una tarta dulce conteniendo esta impopular verdura era un reto de lo más interesante...

¡Y me enamoré!


Sé lo que me vais a preguntar : si tan enamorado estoy, porque he tardado taaanto tiempo para compartir con vosotros una receta de Cupcakes de zanahoria ? Sencillo : hice varios intentos y el icing de crema de queso siempre me salió fatal... super liquido... delicioso eso si... ¡pero impresentable!

¡Pero eso es historia! ¡Ahora me sale perfecto!

Hace unas semanas, participé en un curso de Cupcakes de la mano de la Madonna de los Cupcakes: Alma Obregón. Entre otras muchas cosas, nos enseño como preparar un icing de crema de queso buenísimo. Así que lo siento en el alma Alma (¡chiste, fácil!), pero me temo que te he robado tu receta y que la estoy compartiendo con todo quisqui. Ah, y de paso, también te he robado tu deliciosa receta de Cupcakes de zanahoria...

Para los que no conocen a Alma, os sugiero visitar su blog Objetivo: Cupcake Perfecto : una verdadera cueva de Alí Babá repostera.



CUPCAKES DE ZANAHORIA CON ICING DE QUESO CREMA


Para unos 16 Cupcakes de tamaño medio.

Ingrédientes para los Cupcakes

  • 140 g de harina (usé harina sin gluten Schär®)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de canela
  • 150 g de zanahoria
  • 140 g de manzana
  • 2 huevos
  • 115 g de azúcar moreno
  • 120 ml de aceite (use aceite de pepitas de uva)
  • Un puñado de nueces
  • 60 g de pasas

Ingrédientes para el Icing

  • 120 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 g de azúcar glas
  • 3 cucharadas de leche
  • 125 g queso crema frío (tipo Philadelphia®)


Precalentar el horno a 160ºC.

Preparar los Cupcakes.
Si las pasas están muy secas, hidratarlas unos minutos en remojo en agua caliente.
Mezclar y tamizar la harina, el bicarbonato de soda y la canela. Reservar.
Rallar la zanahoria y la manzana. Reservar.
Batir los huevos con el azúcar moreno y el aceite. Con una cuchara de madera o una espátula, incorporar la harina removiendo lo justo.
De la misma manera, incorporar la manzana y la zanahoria rallada. Terminar con las pasas y las nueces troceadas.
Colocar unas capsulas dentro de un molde para Muffins y rellenarlas con masa hasta 3/4 de su capacidad.
Hornear unos 18-20 minutos (12 minutos si se usa una máquina para Cupcakes).  hasta que un palillo salga limpio. Tras sacarlos, los dejamos 5 minutos en la bandeja de horno y después los traspasamos a una rejilla.



Preparar el icing.
Tamizar el azúcar glas.
En una batidora, batir la mantequilla a temperatura de ambiente con el azúcar glas y la leche, primero a velocidad lenta y luego a velocidad media alta.
Cuando la mezcla queda homogénea, añadir el queso crema frío y batir a velocidad media alta hasta que la mezcla quede cremosa. Puede tardar 5 a 10 minutos ; empieza a sonar un "blop blop" cuando está listo. Si se usa colorante, ese es el bueno momento para echarlo a la batidora.




MINI-ZANAHORIAS DE DECORACIÓN


Ingredientes y material


Mini-Zanahorias de Decoración

Imprimir un folio con zanahorias (descargar aquí o crear uno propio) e introducirlo en la funda de plástico (1). Poner la funda encima de un soporte rígido, en una bandeja o un cartón por ejemplo, para poder manipularla sin que se doble y cause catástrofes.
Derretir los candy melts verdes según indicado el embalaje al ser posible directamente en la manga o el biberón (¡ pero cuidado con no introducir la boquilla de metal en el microondas !). Empezar por dibujar el contorno de las hojas de todas las zanahorias (2).
Para obtener un poco de relieve, dibujar una segunda vez el contorno de las hojas de cada zanahoria en el interior del primer trazo. Terminar por el centro (3).

Mini-Zanahorias de Decoración

Derretir los candy melts naranjas y dibujar el contorno de cada zanahoria (4) asegurándose que la parte naranja "toque" las hojas.
A continuación, rellenar las zanahorias (5).
Dejar enfriar (mejor en la nevera) como mínimo diez minutos antes de manipular (6).

Mini-Zanahorias de Decoración

Con cuidado, despegar las zanahorias de la funda de plástico con la ayuda de un cuchillo fino (7). Se puede doblar un poco y con delicadeza la funda para despegar las zanahorias e introducir así más cómodamente el cuchillo por debajo.
Evitando al máximo manipular las zanahorias con los dedos (se derriten y pierden brillo o, peor, ¡ se quedan huellas dactilares !), colocarlas sobre los Cupcakes (8).

¡ Et voilà !

Algunos truquillos

  • No te desesperes con el icing de queso crema : aunque lo veas líquido, sigue batiendo. Acaba poniéndose firme. Puedes ayudar añadiendo bolsas con hielo alrededor del bol de la batidora para enfriar la preparación, como lo harías para una nata montada.
  • Si vas a realizar las mini-zanahorias de decoración, recomiendo que empieces con ello, o por lo menos que lo hagas antes de preparar el icing. Se tarda entre treinta minutos y una hora, así que mejor no dejarlo para el último minuto.
  • Los candy melts son la opción más sencilla, rápida y cómoda para esta decoración. Hasta ahora solo se podían comprar por Internet o en tiendas de pastelería creativa ; sin embargo empezamos a encontrarlos en grandes superficies. Yo compré los míos en la tienda CASA®.
  • Si no encuentras candy melts o si prefieres algo más casero, puedes preparar una glasa real que coloreas a tu gusto. También puedes usar chocolate blanco pero necesitarás unos colorantes específicos para chocolate (los colorantes clásicos no funcionan).
  • El biberón de pastelería es más cómodo de usar, sobretodo para los niños. Sin embargo, la manga pastelera ofrece más control y permite un trazado más preciso. 
  • Si no tienes ni manga ni biberón, ¡ no pasa nada ! Puedes perfectamente usar una bolsita de congelación. Introduces tus candy melts en la bolsa, cierras bien y pones a derretir. Una vez los candy melts bien derretidos, cortas una puntita de la bolsa con unas tijeras (más o menos 1mm). ¡Ya tienes manga pastelera !
  • Os propongo una idea de decoración alternativa que encontré en el blog Hungry Happenings, graciosa y muy sencilla de realizar incluso por unos niños. Quitamos la capsula de los Cupcakes y los ponemos cada uno en medio de su platito de servicio. Teñimos el icing de naranja y cubrimos los Cupcakes con una espátula (o utilizamos fondant o chocolate plástico de color naranja). Cogemos unos Oreos®, les quitamos la crema y los trituramos. Espolvoreamos generosamente esta "tierra" alrededor de los Cupcakes. Podemos hacer las hojas con fondant, con mazapán, con icing teñido de verde y una boquilla hoja #352, o e incluso pinchar unas ramas de eneldo (en este caso, ponerlos en el momento de servir). Para más realismo, también podemos sustituir los platitos por unos tiestos pequeños (limpios) cerrados con un circulo de cartón a un centímetro del borde superior.

Idea alternativa.

No hay comentarios