Cupcakes de Menta & Chocolate Negro




Cupcakes Choco-Menta

La mezcla de menta con chocolate negro siempre me ha parecido muy chic...


Hay que reconocer que estos señores de After Eight® han trabajado muy bien su marketing, su packaging y todas esas cosas que acaban en "ing", grabando en mi mente y probablemente en la mente colectiva el carácter exclusivo de sus mints...

Estos delicados cuadraditos de chocolate negro rellenos de menta bien escondidos en sus sobrecitos de papel glacé y perfectamente ordenaditos en su estuche verde inglés y oro... Tenéis que reconocerme que casi es un crimen comérselos sin llevar ¡un monóculo y un bigote estilo al estilo de Guillermo II! 


Esta sutil mezcla de menta piperita y de chocolate negro era perfecta  para añadir unos Cupcakes verdes al buffet dulce que preparé a mis compañeros de trabajo para mi cumpleaños. ¡Unos Cupcakes Oh So British!



Cupcakes Choco-Menta


No es le primera vez que preparo unos Cupcakes de Menta & Chocolate Negro.
Para ser honesto, es la tercera o cuarta vez... Pero no estaba lo suficiente satisfecho con mis anteriores intentos como para compartirlos con vosotros...

Creo que la receta de hoy es la que mejor resultado os dará.
El icing est una crema de mantequilla de merengue suizo - SMBC, o Swiss Meringue ButterCream, para quien maneja la jerga.

Estoy por decir: mi nuevo icing preferido...
¿Por qué?

- Primero porque es mucho más ligero y mucho menos empalagoso que la crema de mantequilla habitual - nunca he sido muy fan del ButterCream tradicional estadunidense, pero eso, los que me leéis habitualmente ya lo sabéis...
- Después porque no conlleva los riesgos alimenticios de un merengue francés, ya que la clara de huevo se cocina antes de montar a punto de nieve.
- Además se mantiene en forma y se conserva mucho mejor que una chantilly u otro icing a base de productos lácteos (mascarpone u otros): podemos dejar los Cupcakes unas horas a temperatura de ambiente sin que se convierta en una catástrofe.
- Las decoraciones en fondant, los sprinkles u otros no se derriten  como puede ocurrir con los icings a base de productos lácteos que acabamos de mencionar.

Bueno, pues claro... no es el icing más sencillo de preparar, lo reconozco. ¡Pero tampoco es nada del otro mundo! Solo necesitaréis un poco de material (un termómetro para azúcar y una batidora, o, mejor, un robot), estar atento y tener paciencia... Pero si se sigue la receta al pie de la letra ¡es im-po-si-ble que no os salga! ¿Acaso la vida no es bella?

¡Venga! ¡A cocinar!





CUPCAKES DE MENTA & CHOCOLATE NEGRO


Para una docena de Cupcakes.

    Ingredientes para los Cupcakes

    • 140g de harina
    • 20g de cacao en polvo
    • 1 cucharadita de levadura
    • 80ml de aceite vegetal
    • 140g de azúcar
    • 2 huevos
    • 80ml de leche
    • unas gotitas de aceite esencial de menta

    Ingredientes para la Crema de Mantequilla de Merengue Suizo

    • 250g de mantequilla a temperatura de ambiente
    • 3 claras de huevo
    • 170g de azúcar
    • unas gotitas de aceite esencial de menta
    • colorante verde (opcional)


    Cupcakes Choco-Menta

    Precalentar el horno a 160ºC.


    Preparar los Cupcakes.
    En un bol, mezclar y tamizar la harina, el cacao y la levadura.
    En otro bol, batir el aceite con el azúcar hasta completa disolución del azúcar. Añadir los huevos, uno a uno, batiendo entre cada adición.
    Añadir la mezcla de harina con cacao en dos veces alternando con la leche y batiendo entre cada adiciones. Añadir aceite esencial al gusto (entre 10 y 20 gotas) y batir.
    Colocar unas capsulas dentro de un molde para Muffins y rellenarlas con masa hasta 3/4 de su capacidad. Hornear unos 15 minutos Tras sacarlos, dejarlos unos minutos en el molde y después traspasarlos a una rejilla.

    Cupcakes Choco-Menta

    Preparar el icing.
    Cortar la mantequilla en trocitos. Reservar.
    Poner las claras y el azúcar en una olla. Calentar a fuego lento controlando la temperatura. Una vez alcanzados los 60ºC, mantener la preparación a fuego lento unos 5 minutos más. No dejar de remover durante todo el proceso.
    Pasar las claras al bol de un robot equipado con las varillas y montarlas a punto de nieve hasta que queden bien firmes. Seguir batiendo hasta que se queden a temperatura de ambiente.
    Cambiar las varillas por la pala y batir a velocidad media, añadiendo poco a poco la mantequilla. La mezcla se cortará a mediados de procesos, pero seguir batiendo hasta que se vuelva a poner lisa; puede tardar hasta unos diez minutos.
    Añadir el colorante y el aceite esencial poco a poco, hasta conseguir el matiz y el sabor deseado.
    Pasar la mezcla a una manga pastelera y decorar los Cupcakes. Se puede añadir, por ejemplo, una hojita de menta y/o un cuadrito de chocolate para rematar la decoración.

    Cupcakes Choco-Menta


    Algunos Truquillos

    • Si os cuesta encontrar aceite esencial, podéis sustituirlo por saborizantes o por jarabe de menta. Pero ¡Mucho cuidado! Añadirlo muy poco a poco para no pasarse.
    • Unas recomendaciones para no malograr nunca vuestra crema de mantequilla de merengue suizo. 1. ya lo dije antes, pero no dejar de remover nunca mientras las claras y el azúcar se están cocinando. 2. Controlar muy bien la temperatura para no sobrepasar los 60°C. 3. Esperar que las claras montadas a punto de nieve vuelvan a temperatura de ambiente sin dejar de batir antes de añadir la mantequilla. 4. No os desesperéis si la mezcla se corta;  es una etapa normal del proceso; seguir batiendo y os prometo que se volverá sedoso.
    • Para realizar un icing de dos colores, como en las fotos, empezar por dividirlo en dos y pintar la mitad. Coger tres mangas pasteleras desechables. Rellenar la primera con el icing blanco y la segunda con el icing de color. Cortar las puntas de las dos mangas e introducirlas juntas en la tercera manga pastelera (equipada con una boquilla). Presionar suavemente la manga hasta que empiece a salir los dos colores y decorar vuestros Cupcakes.
    • Para realizar los loguitos OLANO, ¡nada más sencillo! Imprimir con impresora de tinta comestible un A4 con muchos logos del tamaño deseado (también se pueden pedir por Internet). Espolvorear con maicena una superficie de trabajo (para que no se pegue) y extender una capa fina de fondant blanco, un poquito mayor que un A4. Humedecer muy ligeramente (es importante, demasiada humedad estropearía tanto el papel comestible como el fondant) y uniformemente la superficie del fondant con un pincel mojado en agua. Pegar vuestro hoja de papel comestible asegurándoos dejar la superficie bien lisa y sin burbujas de aire. Dejar endurecer en un sitio fresco, seco y sin polvo por lo menos unas horas. Ya podréis recortar vuestros logos con cortadores o con un cúter de precisión.
    • ¿Qué podemos hacer con las yemas de huevo que sobran? Pues... Como siempre aconsejo, unas crèmes brûlées, tan fáciles de preparar que sería una lástima no aprovechar la oportunidad... 

    Cupcakes Choco-Menta

    Y antes de despedirnos...


    ... os dejo los vínculos para descubrir los otros dulces de esta colaboración pastelera con Pedro León de Lion's Cakes.

    Cupcakes de Lima
    Pincha aquí para descubrir la receta de los
    Cupcakes de lima
    Tarta-camión OLANO
    Pincha aquí para descubrir la tarta-camion
    y el trabajo de Pedro León de Lion's Cakes

    No hay comentarios