Muffins Expreso Doble

Unos Muffins de café fuerte, esponjosos y recubiertos con un streusel crujiente, ¡para darle un buen impulso a tu mañana!

¡Buaaaa! Ya se acabaron las vacaciones...
Que difícil motivarse para volver al trabajo...
El síndrome post-vacacional me ha pillado de lleno...


Necesito un café urgente... Bien fuerte... No: mejor un expreso... Doble... Eso es: ¡¡¡un EXPRESO DOBLE!!! ¡Y me lo tomaré por vía intravenosa, por favor! ¡¡¡Necesitaré al menos eso para volver a la rutina!!!


Pero... ¿¡qué tal si os preparo unos Muffins para daros mucha energía?! Unos Muffins Expreso Doble para empezar el día a saco Paco!



Unos Muffins de café fuerte, esponjosos y recubiertos con un streusel crujiente, ¡para darle un buen impulso a tu mañana!

Soy un auténtico cafeinómano y la idea de preparar Cupcakes o Muffins de café lleva tiempo dando vueltas en mi cabeza. De hecho, ya había hecho una prueba en 2013... pero la fotos me habían salido muy feas y la receta no me convencía le suficiente como para publicarla.

Durante estas últimas vacaciones (en Praga, República Checa, ¡que cotillas que sois!) encontré estas magníficas capsulas espresso -como si no tuviera las suficientes en casa...- y empecé a imaginar una receta para poder usarlas.

De mi primer intento, aprendí que un expreso, incluso bien fuerte, no basta para dar a la masa un sabor a café lo suficiente pronunciado para complacer mis papilas gustativas. De verdad, demasiado discreto... Entonces pensé en usar una cucharaditas de café instantáneo: permite darle mucho sabor a la masa sin tener que adicionar más líquido. Un expreso fuerte + una cucharadita de café instantáneo: ya os ha quedado claro porque llame mis Muffins "Expreso Doble", ¿verdad?

¡Así de simple!

Unos Muffins de café fuerte, esponjosos y recubiertos con un streusel crujiente, ¡para darle un buen impulso a tu mañana!

Me gusta que mis Muffins tengan tropezones como trocitos de fruta, frutos secos, semillas, pepitas de chocolate, etc. Me gusta que sean crujientes y esponjosos a la vez. Pero esta vez quería un sabor a café y solo a café...

¡Así que tuve que encontrar una solución!

Para el crujiente, me acordé de un toquecito muy fácil de realizar: el streusel.

¿Streusel? ¿¡Y eso qué es?!

Consiste en una mezcla de mantequilla, azúcar, harina y/o pan rallado. El término deriva del verbo alemán streuen que significa "derramar, esparcir, extender..." y es exactamente lo que hace el pastelero: espolvorea su streusel sobre algunas pasteles antes de hornearlos. Es una especie de crumble, ¡si preferís!

Unos Muffins de café fuerte, esponjosos y recubiertos con un streusel crujiente, ¡para darle un buen impulso a tu mañana!

Para la esponjosidad, y sobre todo para acentuar le sabor a café, he preparado una glasa inspirándome en esta receta del blog Recipe Runner. Os sugiero echarle un vistazo ya que, tengo que reconocerlo, mi glasa no me salió - shame on me - ya que estaba un pelín demasiado líquida (aunque deliciosa, ¡eso sí!). Así tendréis una idea de la consistencia que tenéis que conseguir.

También notaréis que es una glasa con sabor pronunciado a café y que tiene un bonito color tostado.

Venga... ya basta de daros la chapa. ¡A cocinar!

Unos Muffins de café fuerte, esponjosos y recubiertos con un streusel crujiente, ¡para darle un buen impulso a tu mañana!



imprimir receta
Unos Muffins de café fuerte, esponjosos y recubiertos con un streusel crujiente, ¡para darle un buen impulso a tu mañana!

MUFFINS EXPRESO DOBLE

Unos Muffins de café fuerte, esponjosos y recubiertos con un streusel crujiente, ¡para darle un buen impulso a tu mañana!

Ingredientes

Para el streusel
  • 15g de mantequilla blanda
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 30 g de harina

Para la masa
  • 70g de mantequilla blanda
  • 200g de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 60ml de café fuerte (más o menos 1 tacita)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de café instantáneo (unos 2g)
  • 160g de harina
  • 1 cucharadita de levadura

Para la glasa
  • 100g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de café instantáneo
  • Unas gotas de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 a 2 cucharadas de leche

Preparacn

Precalentar el horno a 180ºC. (160°C si es horno con ventilador).
Colocar unas capsulas dentro de un molde para Muffins (o engrasar y enharinar el molde en el caso de no usar capsulas). Reservar.
Preparar el streusel.Con la punta de los dedos, amasar y desmenuzar los ingredientes hasta obtener una arena gruesa. Reservar.
Preparar la masa.En un bol, batir la mantequilla en punto pomada. Añadir el azúcar y continuar batiendo hasta que la mezcla se torne ligera y cremosa. Añadir el huevo y batir de nuevo. Sin dejar de batir, verter poco a poco el café, seguido por el extracto de vainilla y terminado por el café instantáneo.Tamizar juntos la harina y la levadura e integrar a la mezcla en dos partes, con una cuchara de madera o una espátula. No trabajar demasiado la masa: dejar de remover en cuanto este lisa.
Rellenar las capsulas con masa hasta ¾ de su capacidad, desmenuzar el streusel en la superficie y hornear unos 15 minutos. Pinchar los Muffins con un palillo; están listos cuando sale limpio. Tras sacarlos, dejarlos unos minutos en el molde y después traspasarlos a una rejilla.
Preparar la glasa.En un bol, batir juntos el azúcar glas, el café instantáneo, el extracto de vainilla, la sal y una cucharada de leche, primero a velocidad baja (¡para no crear una nube de azúcar glas!) y luego a velocidad alta. A continuación, ajustar la cantidad de azúcar glas (para espesar) o de leche (para hacer la mezcla más fluida). Hay que obtener una mezcla le suficiente espesa para que la glasa se solidifique pero lo suficiente líquida para poder verterla a hilo.Verter la glasa a hilo encima de los Muffins fríos con una cuchara o, mejor, con un biberón de pastelería.

Tiempo de preparación: Tiempo de Cocción: Tiempo total: Para: 12 Muffins

Unos Muffins de café fuerte, esponjosos y recubiertos con un streusel crujiente, ¡para darle un buen impulso a tu mañana!

Algunos Truquillos

  • Parece que estos Muffins me quitaron el sueño la noche pasada... A no ser que la responsable haya sido la superluna... No dudéis en utilizar café y café instantáneo descafeinados si no os lleváis muy bien con la cafeína... o si vuestros hijos van a querer comérselos y ¡ya son lo suficiente cansinos sin eso! 
  • Como os lo comenté antes, estaba a punto de añadir algún tipo de tropezones a la masa. Si esa es vuestra intención os sugiero pepitas de chocolate negro. Su sabor amargo combina muy bien con el café.
  • Para dar un toque a especias, si os gusta, podéis añadir un poco de canela al streusel.
  • Para decorar un poco mis Muffins, puse unos granos de café de chocolate (¡aconsejo evitar los granos de café de verdad!). Se pueden encontrar en algunas tiendas o en Internet. Yo los realicé con un molde de silicona; los encontraréis sin problemas en línea en Amazon, María Lunarillos, AliBaba, etc. Comparen muy bien los precios, ¡porque hay de todo!
  • No creo que hacía falta decirlo... pero ¡os aconsejo disfrutar estos Muffins con una tacita de expreso!


Unos Muffins de café fuerte, esponjosos y recubiertos con un streusel crujiente, ¡para darle un buen impulso a tu mañana!

No hay comentarios