Cupcakes "El Bestiario Extraordinario de Julio Verne"

Cupcakes "El Bestiario Extraordinario de Julio Verne"

Lo habéis entendido perfectamente... ¡Safir Mebani nos la ha vuelto a liar con uno de sus proyectos chiflados! 


Pero lo más probable es que seamos igual de chiflados… ya que todos le dimos una respuesta positiva a su fantástica idea del "Museo Efímero de Julio Verne". Pero hay que reconocer que ¡Julio Verne es un autor que estimula la imaginación!


Y Safir consiguió reunir un equipo de choque para este proyecto, la flor y nata del Cake Design francés y suizo. 14 artistas de todo tipo, conocidos y reconocidos, entre los cuales se encuentran nada menos que:

  • 3 TOP 10 CAKE ARTISTS FRANCIA 2018 por el Cake Masters Magazine;
  • 1 ARTISTA DEL MES DE ABRIL 2018 por Global Sugar Artists Network; 
  • 4 TOP 10 CAKE ARTISTS FRANCE 2017 por el Cake Masters Magazine;
  • 2 TOP 10 CAKE ARTISTS INTERNATIONAL 2017 por NY Cake;
  • 3 CEZ’ARTS del Cake Design 2017;
  • 3 jueces en competiciones de Cake Design nacionales;
  • 1 Discípula Escoffier;
  • 1 autora de libros de Cake Design y de Modelados;
  • Incontables premios en competiciones en Francia, España, Gran Bretaña y Estados Unidos.

El Museo Efímero de Julio Verne: los 14 artistas detrás del proyecto.
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Nathalie de Natasel, Estelle de Art Candy Cake, Claire de Claire DS Créations, Graziella de Design Sucré, Joane de Mademoiselle fait des Gâteaux, Valentina de Rêves et Gâteaux, Safir de SingulierS, Stéphane de Délices de Lems, Pedro de Lion’s Cakes, Grégoire Goel de Atelier Canne à Sucre, Sébastien & Jonathan de Cake Révol y yo.
Impresionante, ¡¿verdad?!

Cada uno de nosotros tuvo que elegir una novela en la laaAAaArguísima bibliografía de Julio Verne e interpretarla en una original y personal pieza dulce. Importante: un solo artista por novela. No se trataba solamente de representar los libros más conocidos de Julio Verne, como "Viaje al Centro de la Tierra", "20,000 Leguas de Viaje Submarino" o "La Vuelta al Mundo en 80 Días" sino de permitir al público (volver a) descubrir escritos menos conocidos del autor como "Maese Zacarías", "El Castillo de los Cárpatos" o "La Familia Ratón".

Nos organizamos en la distancia desde nuestras pequeñas ciudades de Francia y Suiza a través de un grupo privado de Facebook y así tomamos decisiones no solo sobre las obras, sino también sobre como las íbamos a poner en escena (accesorios, decoraciones, fotografías de los autores, etc.), como lo íbamos a comunicar sobre el evento, etc., etc.
Trabajamos en secreto, en nuestros laboratorios, comunicando apenas algunos teasers a nuestro público. El 20 de abril, nuestro "Museo efímero de Julio Verne" se inauguró en la feria SUGAR / EXPOGATO 2018. Descúbranlo pinchando en el banner a continuación... ¡y no os olvidéis regalarnos un “me gusta"!

El Museo Efímero de Julio Verne: los 14 artistas detrás del proyecto.

¡Pero volvamos a nuestros cupcakes!
Elegir una novela de Jules Verne no me resultó nada fácil…
¡Todas las novelas que me inspiraban fueron elegidas por mis compañeros apenas lanzado el proyecto! Asi que revisé la bibliografía entera de Julio Verne en busca de un libro poblado de animales (ya los sabéis: ¡no me gusta modelar humano!).

En mi búsqueda, me encontré con el libro El Bestiario Extraordinario de Julio Verne, una recopilación de extractos seleccionados dedicados a los animales entre los escritos de Julio Verne. Ya lo tenía decidido: iba a seleccionar animales representativos y/o protagonistas en sus respectivas novelas ¡y contar su historia en una serie de cupcakes!

Lo que sí tenía bastante claro en mi cabeza era la escala de colores que quería usar. Quería darle a mis Cupcakes un aspecto envejecido ¡para que mis personajes parezcan sacados de un daguerrotipo de la época de Julio Verne!
Decidí trabajar sin colorantes. Tan solo use pasta de modelaje blanca y marrón oscuro, que he ido mezclando jugando con las proporciones para obtener una escala de colores como esta:

Escala de colores del Bestiario Extraordinario de Julio Verne

También usé un poco de colorantes en polvo bronce y perla para que resaltaran algunos detalles.
¡Un verdadero desafío! ¡Qué difícil imaginarse cómo sería un gris, un rosa, un rojo, un azul en una escala de color sepia! Y qué difícil también distinguir entre dos o tres matices de marrones similares ("pero ¡¡£Ø#§€$!!, ¿¿¡¡cual era el color que usé para el cuerpo??!!).

Pero estoy satisfecho con el resultado… sobretodo porque ¡la elección de los colores acertada fue uno de los cumplidos más recurrentes que recibí!



RATÍN LA RATA & RATINA LA OSTRA
La Familia Ratón (1910)

RATÍN LA RATA & RATINA LA OSTRA - La Familia Ratón (1910)

Esta colaboración me dio la oportunidad de descubrir algunos escritos poco conocidos de Julio Verne, como el cuento « La Familia Ratón ».
Un cuento bastante… improbable… y Julio Verne nos lo deja bastante claro desde las primeras líneas:
« […] en aquella época todos los seres vivos estaban sometidos a las leyes de la metempsicosis. »
Espera, espera... ¿metempsiQUÉ? Os lo aseguro, ¡mi reacción fue idéntica! Pero me informé... La me-tem-psi-co-sis es el paso del alma de un cuerpo a otro (algo parecido a la reencarnación, por si os ayuda en entenderlo, aunque sea algo más complejo...). Pero no os preocupéis, Julio Verne nos lo explica un poquito mejor:
« significa […] que había una escala en la creación cuyos escalones debía franquear cada uno de los seres […]. Así que […] se nacía molusco, se convertía uno en pez, en pájaro luego, en cuadrúpedo después y, por fin, en hombre o mujer. »
¡Pero todo esto no nos explica cómo una ostra puede estar enamorada de una rata! Voy a tratar de explicároslo sin enrollarme demasiado… Resulta que Ratín, la rata, estaba enamorado de Ratina, también rata. El único problema es que a la vez que Ratín accedía al último escalón de la creación y se convertía en hombre... Ratina rechazaba un admirador que se vengó haciendo retroceder un escalón a Ratina y su familia, ¡convirtiéndoles en ostras!
Peor aún, insiste Ratín: «  ahora vegetan […] en el banco de Samobrives, donde estos moluscos -de excelente calidad, […] valen a tres pesetas la docena. » Lo entendisteis bien: Ratín es un hombre y Ratina una ostra a punto de acabar en el fondo de un estómago.  ¡Una historia de amor algo complicada!
No os cuento nada más; ¡os dejo descubrir cuento bastante gracioso por vuestra cuenta!

No me fue difícil representar a Ratín: tenía una idea bastante clara de lo que quería, y además me encontré luego con esta ilustración en Internet que también me ayudó. Tan solo le agregué una pajarita y un sombrero steampunk para calzar bien con el tema.
Para Ratina, sin embargo, no me resultó tan fácil... ¿Cómo cobrarle vida a una ostra? Y luego recordé  cuento de la Morsa y del Carpintero en Alicia en el País de las Maravillas. Había unas pequeñas ostras graciosas cuya concha inferior era una cama y concha superior un sobrero. ¡Eso es exactamente lo que reproduje!
La mayor dificultad para modelar estos dos personajes fue su tamaño. Ratina, por ejemplo, media menos de 6 centímetros... ¡El cupcake en el que está montada es de tamaño mini-capsulas de trufa de chocolate! ¡Casi se podría llevar como anillo!

Rata de San Valentín. Fuente y autor: desconocidos.
Rata de San Valentín.
Fuente y autor: desconocidos.
Sombrero Steampunk. Fuente: AliExpress
Sombrero Steampunk.
Fuente: AliExpress
Mamá Ostra.  Fuente: Alicia en el País de las Maravillas
Mamá Ostra.
Fuente: Alicia en el País de las Maravillas

EL PULPO GIGANTE
20.000 Leguas de Viaje Submarino (1869-1870)

EL PULPO GIGANTE - 20.000 Leguas de Viaje Submarino (1869-1870)

¡Resulta difícil hablar de Julio Verne sin que nos venga a la mente un montón de tentáculos agitándose en todas direcciones! ¿¡Y cómo no!? En una época en que los Hermanos Lumière todavía el momento en que los Hermanos Luz todavía se chupaban el dedo, ¡imaginen la sensación que pudo haber causado la lectura del mítico ataque de Nautilus por el pulpo gigante!

« El Nautilus estaba ya en la superficie. Uno de los marinos, situado en uno de los últimos escalones, desatornillaba los pernos de la escotilla. Pero apenas había acabado la operación cuando la escotilla se elevó con gran violencia, evidentemente «succionada» por las ventosas de los tentáculos de un pulpo. […] En el momento en que nos oprimíamos unos contra otros para subir a la plataforma, otros dos tentáculos cayeron sobre el marino colocado ante el capitán Nemo y se lo llevaron con una violencia irresistible. […] El desgraciado estaba perdido. ¿Quién podría arrancarle a ese poderoso abrazo? El capitán Nemo se precipitó, sin embargo, contra el pulpo, al que de un hachazo le cortó otro brazo. Su segundo luchaba con rabia contra otros monstruos que se encaramaban por los flancos del Nautilus. La tripulación se batía a hachazos. El canadiense, Conseil y yo hundíamos nuestras armas en las masas carnosas. Un fuerte olor de almizcle apestaba la atmósfera. Por un momento creí que el desgraciado que había sido enlazado por el pulpo podría ser arrancado a la poderosa succión de éste. Siete de sus ocho brazos habían sido ya cortados. Sólo le quedaba uno, el que blandiendo a la víctima como una pluma, se retorcía en el aire. Pero en el momento en que el capitán Nemo y su segundo se precipitaban hacia él, el animal lanzó una columna de un líquido negruzco, secretado por una bolsa alojada en su abdomen, y nos cegó. Cuando se disipó la nube de tinta, el calamar había desaparecido y con él mi infortunado compatriota. »

¡Escalofriante! ¡No es de extrañar que « 20.000 Leguas de Viaje Submarino » se haya adaptado en múltiples ocasiones en la gran pantalla! ¡Por esta misma razón, era absolutamente imposible imaginar un bestiario representativo de la obra de Julio Verne sin contar con sur pulpo gigante entre mis modelados!

A nivel de inspiración, al principio había imaginado una lucha titánica entre el pulpo gigante de "20.000 Leguas de Viaje Submarino" y el plesiosauro del "Viaje al Centro de la Tierra". Demasiado serio. Demasiado violento. No me motivaba.
Y luego recordé esa escena de la primera película del Parque Jurásico, la del ojo del tiranosaurio, cuya pupila se contrae a la luz de la linterna. Una escena mítica y ¡tan aterradora!
Entonces, imaginé a mi pulpo observando al Capitán Nemo dentro del Nautilus como mirando a través de un ojo de buey mientras se rasca la cabeza. Y hablemos del Nautilus; como siempre quise evitar algo demasiado serio. Y encontré esta ilustración de Walter Plitt Quintin. Me inspiré en ella y coloque en la ventana del Nautilus una impresión comestible del Capitán Nemo del juego 20.000 Leguas de Viaje Submarino de Big Fish Game.

La famosa escena del ojo del tiranosaurio. Fuente: Jurassic Park (1993)
La famosa escena del ojo del tiranosaurio.
Fuente: Jurassic Park (1993)
Julio Verne en el Nautilus. Autor: Walter Plitt Quintin
Julio Verne en el Nautilus.
Autor: Walter Plitt Quintin
Capitán Nemo. Fuente: Big Fish Games
Capitán Nemo.
Fuente: Big Fish Games

EL ICTIOSAURO
Viaje al Centro de la Tierra (1864)

EL ICTIOSAURO - Viaje al Centro de la Tierra (1864)

En « Viaje al Centro de la Tierra » encontramos otra de las escenas más míticas de la obra de Julio Verne. Seis páginas (¡seis!) describiendo con lujo de detalles el feroz combate entre dos gigantes prehistóricos. Imaginen el impacto sobre los lectores de la época... ¡¡¡¡debe de haber sido como mínimo el « Avengers: Infinity War » de finales de siglo XIX!!!! Juzgue usted mismo:

«  […] tengo ante mis ojos dos reptiles de los primitivos océanos. Veo el ojo ensangrentado del ictiosauro, que tiene el tamaño de la cabeza de un hombre. […] Su longitud no es inferior a cien pies,
y, cuando saca del agua las aletas verticales de su cola, me hago cargo mejor de su enorme magnitud. Sus mandíbulas son enormes […] y no posee menos de 182 dientes.
El plesiosauro, serpiente de tronco cilíndrico, tiene la cola corta y las patas dispuestas en forma
de remos. Su cuerpo se halla todo él revestido de un enorme carapacho, y su cuello, flexible como el del cisne, yérguese treinta pies sobre las olas.
Los dos animales se atacan con indescriptible furia. Levantan montañas de agua que llegan hasta
la bolsa, y nos ponen veinte veces a punto de zozobrar. Se oyen silbidos de una intensidad prodigiosa.
Las dos bestias se encuentran enlazadas, no siéndome posible distinguir la una de la otra. ¡Hay que
temerlo todo de la furia del vencedor!
Transcurre una hora, dos, y continúa la lucha con el mismo encarnizamiento. » 

Todo esto para insistirles en que NO, señoras y señores: mi modelado no es un cocodrilo... ¡Es un IC-TIO-SAU-RO! ¡Tal y como aparece en las ilustraciones de Jules-Descartes FératÉdouard Riou!
Cualquier parecido con Tick Tock Croc de Peter Pan es mera coincidencia (y ¿quizás también el fruto de un subconsciente algo bajo la influencia de Disney?)

El combate plesiosauro / ictiosauro según Jules-Descartes Férat
El combate plesiosauro / ictiosauro
según Jules-Descartes Férat
El combate plesiosauro / ictiosauro según Édouard Riou
El combate plesiosauro / ictiosauro
según Édouard Riou
Tic Tac, el Cocodrilo de Peter Pan. Fuente: Peter Pan
Tic Tac, el Cocodrilo de Peter Pan.
Fuente: Peter Pan

DUCK EL PERRO CAPITÁN
Las Aventuras del Capitán Hatteras (1866)

DUCK EL PERRO CAPITÁN - Las Aventuras del Capitán Hatteras (1866)

En la obra de Julio Verne, ¡el perro Duck es probablemente el mejor ejemplo de animal protagonista que haya!
Duck es además el personaje más original de la novela de aventura "Las Aventuras del Capitán Hatteras". Es incluso más presente que el propio Capitán Hatteras. Numerosas anécdotas sobre este perro ilustran esta novela. La más graciosa es sin lugar a duda esta conversación entre marineros quienes apodan a Duck "el Perro Capitán":
« – […] todos conocemos al capitán […]. Es el perro, de eso no cabe duda.
– […] ¿crees tú […] que el perro es el verdadero capitán? 
– […] si ustedes fueran observadores como yo, habrían notado las maneras extrañas de ese animal. […] ¿No han notado el modo que tiene de pasearse por la popa con aire de autoridad? […] una tarde lo sorprendí con las patas apoyadas en la rueda del timón. »

Muchas viñetas de Édouard Riou retratan a Duck: ¡una de ellas ilustra esta conversación y representa al perro apoyado en el timón del barco! Esta es la ilustración que inspiró mi modelado.
Al principio tenía pensado representar a mi Duck también apoyado en el timón... y luego encontré este viejo mapa del Polo Norte (fijaros en las palabras "parts unknown", literalmente "territorios desconocidos", ¡fascinante!). Lo imprimí a doble cara en papel de arroz y lo envejecí plegándolo, humedeciéndolo y aplicando capas de colorante marrón en polvo... y ¡se lo coloqué entre patas! ¡Estoy bastante satisfecho con el resultado!
Para el uniforme, me inspiré en el Capitán Nemo de Big Fish Game que pudisteis ver más arriba.
Otro aspecto del cual estoy orgulloso en este modelado: el piso y su efecto dañado por la intemperie. Un vídeo de Cakes & Crafts by Kass explica cómo realizar este efecto muy fácilmente con tan solo un poco de fondant marrón y une poco de papel de arroz. ¡Espectacular! Os invito a echar un vistazo al vídeo, ya veréis lo fácil que es...

Ilustración de Duck apoyado en el timón. Autor: Édouard Riou
Ilustración de Duck apoyado en el timón.


Mapa del Polo Norte - Autores: Thomas & John Bowles
Mapa del Polo Norte
Autores: Thomas & John Bowles


Efecto madera vieja. Fuente: Cakes & Crafts by Kass
Efecto madera vieja.

MAESE JUP EL ORANGUTÁN
La Isla Misteriosa (1874-1875)

MAESE JUP EL ORANGUTÁN - La Isla Misteriosa (1874-1875)

Este bestiario se hubiese quedado incompleto sur el muy entrañable Maese Jup, el orangoután de la novela de aventura "La Isla Misteriosa". Domesticado por cinco colonos, Jup casi parece humano al convivir con los hombres. En cuanto encontraron a Jup, se preguntan:
«  ¿Vamos a tomarlo por criado? »
Una pregunta que acaban haciéndole directamente a Jup:
« Y bien, muchacho, ¿cómo va? El orangután respondió con un gruñido […] ¿Quieres formar parte de la colonia? […] Nuevo gruñido aprobador del mono. […] Así la colonia se acrecentó con un nuevo individuo, […] Júpiter, y Jup por abreviación. Y así […] maese Jup fue instalado en el Palacio de granito. » 
Y el Maestro Jup se esfuerza por devolverles su hospitalidad a los colonos; lleva a cabo todo tipo de tareas con sumo cuidado, volviéndose indispensable y, casi, más eficiente que Nab, el sirviente humano:
« […] el inteligentísimo Jup fue ascendido a la categoría de ayuda de cámara. Se le vistió con una chaqueta, un calzón corto de tela blanca y un delantal […]. Jup pasaba la mayor parte de su tiempo en la cocina tratando de imitar a Nab en todo lo que le veía hacer. »

A nivel de inspiración, una vez más todo salió de una ilustración de la época, Jup en la cocina de Jules-Descartes Férat. Me pareció graciosa la idea de modelar un orangután haciendo muecas mientras se admira en olla de cobre. Difícil de realizar, pero graciosa. Al final la gravedad no fue amiga mía que digamos y mi Jup no está en la posición que esperaba...
Eso sí: en el dibujo, me parecía la posición de Jup un poco aburrida, demasiado humana. Me parecía una lástima que Jup no usara sus cuatro "manos". Luego me encontré con esta ilustración de David Derrick e intenté reproducir su actitud.
La cara de Jup también me dio algo de problemas. Tardé horas en reproducir un duckface similar a la de Rey Louie en El Libro de la Selva.

Dibujo de Jupo en la cocina. Autor: Jules-Descartes Férat.
Dibujo de Jupo en la cocina.
Autor: Jules-Descartes Férat
Crafty. Autor: David Derrick
Crafty.
Autor: David Derrick
Mowgli y el Rey Louie. Fuente: El Libro de la Selva.
Mowgli y el Rey Louie
Fuente: El Libro de la Selva

DADA LA AVESTRUZ
La Estrella del Sur (1884)
DADA LA AVESTRUZ - La Estrella del Sur (1884)

Una avestruz domesticada llamada Dada es el personaje central de la aventura "La Estrella del Sur". Este singular personaje altera el curso de la historia al tragar, absorber, engullir todo lo que tiene a su alcance.
« […] no podéis imaginaros lo que Dada, mi avestruz, se ha tragado esta mañana… ¡La bola de marfil que me servía para repasar las medias!… ¡Si, mi bola de marfil!… Es de buen tamaño […] y procedía en línea recta de New Rush… […] Esa glotona de Dada la ha tragado como si fuese una píldora. »
Todo el argumento de esta novela está construido alrededor de la Estrella del Sur, un enorme diamante negro creado por el protagonista para ofrecérselo en dote a Sr. Watkins y casarse con su hija. Pero la piedra recién pulida desaparece.
Empiezan sospechas, persecuciones y vicisitudes.
Al final, Dada acaba en la mesa de operaciones por culpa de su bulimia / cleptomanía... y es cuando lo entendemos todo. La exploración de su molleja le permite a Cyprien extirpar un documento recién robado... pero, persiguiendo con su intervención, exclama sucesivamente: « ¡La bola de repasar de miss Watkins! […] ¡Una palmatoria de cobre! […] ¡Monedas!… ¡Una llave!… ¡Un peine de cuerno! […] ¡La Estrella del Sur! »

¡Modelar Dada no me resultó nada fácil! ¡Sus piernas tan largas  me dieron muchos dolores de cabeza! Y al cabo de innumerables investigaciones en la red, me encontré con la ilustración "avestrucita roja" sacada del libro Il n'y a pas d'autruches dans les contes de fées de Gilles Bachelet, ediciones Seuil Jeunesse; si tenéis hijos, lo recomiendo, ¡se ve muy bien!
Otra cosa es que no quería simples alas. Quería que mi avestruz tuviera personalidad hasta la punta de las alas; ¡me la imaginaba posando con un collar con el diamante robado! Entonces he vuelto a ver algunas escenas de La Sirenita donde conocemos a Scuttle, la gaviota; ¡me acordaba que sus alas se representaban como manos!
¡¡¡Finalmente, tuve que repasar mis conocimientos de anatomía de la avestruz!!! ¡Dos o tres dedos, ésa es la cuestión!

Dibujo de Gilles Bachelet. Fuente: Il n'y a pas d'autruches dans les contes de fées.
Dibujo de Gilles Bachelet. Fuente:
Il n'y a pas d'autruches dans les contes de fées.
Fotograma de Scuttle. Fuente: La Sirenita.
Fotograma de Scuttle.
Fuente: La Sirenita
¡Dos dedos en cada pata! ¡Prueba en imagen!  Fuente: frankandcarystock
¡Dos dedos en cada pata!  ¡Prueba en imagen!
Fuente: frankandcarystock



Descubre los otros 11 trabajos de esta colaboración

Tal y como lo expliqué antes: 14 talentosos artistas de Francia y de Suiza crearon 12 magníficas obras. Os invito a visitar la página Museo Efímero de Julio Verne  para descubrir toda la exposición con lujo de detalle.
También podéis pinchar en cada una de las fotos a continuación (tan solo os dejo entrever un detalle de cada pieza para obligaros a pinchar *risa malvada*):

Busto de Julio Verne - Nathalie de Natasel
Busto de Julio Verne
Nathalie de Natasel
Maese Zacarías (1854) - Safir de SingulierS
Maese Zacarías (1854)
Safir de SingulierS
Cinco Semanas en Globo (1863) - Grégoire Goel de Atelier Canne à Sucre
Cinco Semanas en Globo (1863)
Grégoire Goel de Atelier Canne à Sucre
Viaje al Centro de la Tierra (1864) - Graziella de Design Sucré
Viaje al Centro de la Tierra (1864)
Graziella de Design Sucré
De la Tierra a la Luna (1865) - Stéphane de Délices de Lems
De la Tierra a la Luna (1865)
Stéphane de Délices de Lems
20.000 Leguas de Viaje Submarino (1870) - Joane de Mademoiselle fait des Gâteaux
20.000 Leguas de Viaje Submarino (1870)
Joane de Mademoiselle fait des Gâteaux
La Vuelta al Mundo en 80 Días (1873) - Pedro de Lion’s Cakes
La Vuelta al Mundo en 80 Días (1873)
Pedro de Lion’s Cakes
La Casa de Vapor (1880) - Sébastien & Jonathan de Cake Révol
La Casa de Vapor (1880)
Sébastien & Jonathan de Cake Révol
Escuela de Robinsones (1882) - Claire de Claire DS Créations
 Escuela de Robinsones (1882)
Claire de Claire DS Créations
El Castillo de los Cárpatos (1892) - Valentina de Rêves et Gâteaux
El Castillo de los Cárpatos (1892)
Valentina de Rêves et Gâteaux
Retrato de Julio Verne - Estelle de Art Candy Cake & Morgane de MJB
Retrato de Julio Verne
Estelle de Art Candy Cake & Morgane de MJB

No hay comentarios